limpieza dental Pontevedra Mareque 11 Ene 2021

Por:Clínica Mareque

Higiene bucal correcta. Llevar a cabo una buena higiene dental es importante para mantener los dientes fuertes y saludables, así como para evitar infecciones, gingivitis y mal aliento. La higiene oral implica limpiar y cuidar bien la boca, no solo los dientes. Cepillarse los dientes es un hábito de higiene que realizamos varias veces al día, pero ¿sabes si lo estás realizando de manera correcta? Los últimos estudios llevados a cabo señalan que los españoles no lo hacemos bien.

Los expertos recomiendan combinar el cepillado de los dientes con el uso del hilo dental y el enjuague bucal, además del lavado de la lengua.

El cepillado

Según estudios recientes, más del 40 por ciento de las personas dedica menos de dos minutos al cepillado dental, mucho menos de la duración recomendada por los dentistas, que señala una media de diez minutos. Asimismo, el 33,6% de los niños se cepillan solo los dientes delanteros.

En primer lugar hay que cepillarse los dientes de manera frecuente y efectiva. Sobrepasar la recomendación de lavarse los dientes tres veces al día, puede desgastar el esmalte y dañar las encías. La manera correcta de cepillarse comienza por colocar el cepillo en un ángulo de 45 grados de las encías y moverlo cuidadosamente de atrás hacia adelante. Hay que lavar todas las superficies de cada diente: las externas, con las que se mastica, y las internas.

Una vez se han cepillado todos los dientes, es el momento de usar el hilo dental. Con esto, se eliminan todos los restos de comida que quedan entre los dientes. Para su uso correcto, hay que hacer presión con el hilo dental sobre cada diente para eliminar la placa y, sobre todo, evitar rozar las encías. Se recomienda su uso una vez al día.

Limpieza de la lengua y enjuague bucal

La forma más sencilla de limpiarse la lengua es usando el cepillo de dientes. Con un movimiento de atrás hacia adelante. La limpieza de la lengua ayuda a eliminar la placa y mantener a raya el crecimiento de bacterias y el desarrollo del mal aliento.

Finalmente hay que usar el enjuague bucal, que nunca debe ser usado como sustituto del cepillado o el hilo dental sino como método adicional de limpieza. Generalmente hay que enjuagarse la boca durante treinta segundos.

Además de llevar a cabo estos pasos diariamente, para conseguir una higiene correcta, hay que complementarlos con limpiezas dentales profesionales de manera periódica.

Si te preocupa algún aspecto de tu higiene bucal, no lo dudes y  pide cita en Clínica Mareque, clínica odontológica en el centro de Pontevedra. Resolveremos todas tus dudas.